Medidas sobre el juego privado que no se equiparan en la parcela pública

Fecha de creacion: jul. 18
Escrito por Alessandra Santoro

Durante la presentación de los resultados de la encuesta realizada por el Consejo Empresarial del Sector del Juego (Cejuego) realizada a mil 863 ciudadanos españoles, Alejandro Landaluce, director general del organismo, considera que el juego privado y público debe regularse de manera “justa” y acorde a lo que cada uno representa en el mercado.

Un 68 por ciento de los entrevistados afirmó, en el caso del juego privado, que lo hace por diversión y ocio mientras que un 30 por ciento por la importancia de los premios. En los juegos públicos, el 41 por ciento de los encuestados afirma que lo hace por tradición o costumbre, 31 por ciento por la posibilidad de acertar y 30 por ciento juega por valor de los premios.

Para Landaluce existe una creencia equivocada de que el sector de juego privado es poco regulado, y destaca que siempre han sido cuidadosos de la normativa. Abogan por un juego responsable.

En la consulta estadística elaborada por Cejuego destaca que la percepción y el conocimiento que los españoles tienen del sector, el 75 por ciento de los españoles considera que los controles a los juegos de azar públicos y privados deberían igualarse.

Al consultar sobre las medidas restrictivas, 62 por ciento de los españoles está convencido que los locales de juego y de apuestas no deben cerrarse, porque existe la libertad de elegir si se va o no.

Los entrevistados alegaron que el cierre de estos espacios podría trasladar la actividad a otros lugares de manera ilegal, situación sí traería graves consecuencias.

Opción más demandada y tipo de público

La encuesta de Sigmados y CeJuego señala que 17 por ciento entre asalariados, empresarios y autónomos son los que más realizan apuestas online, especialmente en los mejores casinos online españoles, 31 por ciento de los estudiantes prefieren las Loterías, 14 por ciento Euromillones, 10 por ciento Cuponazo y Rascas mientras que 6 por ciento prefiere las apuestas deportivas online y otra seis por ciento las apuestas en locales de juego.

Las personas con ingresos bajos y muy bajos son las que juegan en mayor porcentaje a los Rascas de la ONCE (13,3 por ciento) y los que menos juegan en locales de apuestas (2 por ciento) y en apuestas deportivas online (4 por ciento).

Quienes más ingresos declaran, el 38 por ciento invierte en juegos como Euromillones, 41 por ciento en Primitiva y siete por ciento dedica su presupuesto a las apuestas online.

Sin duda alguna, el sector del juego privado en España es uno de los más regulados en comparación con otros países, y las modificaciones realizadas han afectado "duramente" esta actividad al ver limitado su crecimiento. Esto ha traído consecuencias en las publicidades, situación que contrasta con el juego público.

Es indudable que la oferta de juego público y privado en España es muy amplia. Ambas actividades deben tener las mismas reglas del juego para poder desempeñarse de igual forma dentro de las fronteras de la Península Ibérica. Cualquier distinción, puede suponer un gran agravio que perjudique a una, y potencie a la otra.