La misión cotidiana de Betsson Group con sus afiliados

Fecha de creacion: ene. 26
Escrito por Alessandra Santoro


Si hablamos de Betsson Group Affiliates, nos referimos a una multinacional que hace casi 60 años se ha dado a conocer y cuya difusión se ha hecho global gracias a las oficinas distribuidas en 13 localidades distintas. Hablamos, al fin y al cabo, de una empresa dedicada totalmente a hacer llegar a cada vez más gente el vértigo de los juegos online.

Una de las primeras ventajas que se pueden destacar de esta compañía es sin duda la propuesta de algunas tarifas de comisión muy convenientes, que se adaptan a las necesidades de los clientes, que son jugadores de todo tipo pero expertos en la recepción de un producto virtual. Es decir que los productos más populares como los juegos de casino, las apuestas deportivas, o las aplicaciones más dinámicas y moderna de póker y bingo están al alcance de cualquiera.

La misión de Betsson Group es clara: seguir manteniendo una posición importante en la distribución de sus productos a través de sus licencias en 19 mercados regulados y poder también mantener una relación sólida con sus afiliados en todos los rincones del planeta. Uno de los aspectos a destacar de esta compañía nacida en Suecia en el año 1963 es que los afiliados reciben unas cuantas promociones especiales a intervalos regulares, además de gadget y premios de vario tipo. Eso porque se trata de una entidad que se basa mucho en sus clientes, por lo cual empieza ya a despuntar con el trato con los socios afiliados, que son el primer peldaño de la escalada que la empresa se propone hacer cada día. Se trata, pues, de una misión cotidiana de una entidad que sabe cómo cuidar sus clientes y cómo evolucionar en el cuidado de sus productos.

Las infraestructuras adecuadas para los juegos de azar online se basan por supuesto en una demanda concreta. En este contexto, la empresa escandinava se pone el reto de controlar con absoluta precisión lo que las leyes de cada país ofrecen a los clientes a la hora de poder proponer un producto de este tipo. La manera de hacerlo más correcta, según los directivos de la empresa como Sebastian Jarosch, director de Afiliado, es la de fijarse en un comercio en específico para ver si es viable y poder entonces permitir fusiones y adquisiciones, de manera que se podrán después obtener licencias y la localización adecuada para nuevos mercados.

El objetivo de Betsson es hacer sentir bien a los afiliados y a los socios a través de una optimización de las herramientas de marketing más innovadoras y más aptas para el trabajo que se requiere en el día a día, que es al final lo que hace la diferencia a la hora de rentabilizar. Las promociones especiales para afiliados se suman a los eventos en los que los socios se juntan con los mismos afiliados. Y es en estos eventos que Betsson demuestra cuál es su objetivo principal, es decir el de mostrar su agradecimiento y demostrar la centralidad del cliente en sus políticas de desarrollo y evolución.