La Comunidad de Madrid prohibe la publicidad del Juego en la radio-televisión pública

mar. 12

Parece impensable que la clase política de nuestro país, pueda llegar a acuerdos unánimes en cualquier parlamento. Es común la confrontación constante en casi todos los temas de actualidad, a fin de distanciarse de su oponente y poder obtener rédito en las urnas con esas posiciones enfrentadas.

Bien es cierto, que existen asuntos, donde los grupos parlamentarios no quieren ser la nota discordante, por el impacto que podría tener esa posición en su electorado. El Juego de azar parece ser el tema tabú para todos los grupos políticos, ya que, todos hablan de él como una lacra para la sociedad que trae consigo enfermedades a los ciudadanos, como puede ser la ludopatía.

Este binomio de entender el juego como una droga está muy alejado de la realidad. Como todo en la vida, está en la conciencia de cada individuo el uso que dé a las actividades de ocio puestas a su alcance. Nadie piensa en prohibir la venta de tabaco porque es perjudicial para la salud, mostrado medicamente, en cambio el foco se centra en el juego porque se puede sacar más beneficio electoral.

En este sentido, la Asamblea de Madrid a través de una Proposición de Ley de Podemos acerca del Juego ha llegado a un consenso impropio entre los cuatro grandes partidos. En dicha propuesta se recoge la prohibición, de exhibir cualquier publicidad relacionada con el mundo del juego en la radio-televisión pública de Madrid. Esta proposición ha obtenido la unanimidad de votos favorables de la cámara madrileña, 127, pasando el trámite para su implantación lo antes posible, para que así, los ciudadanos madrileños no puedan ver más en sus televisores o escuchar por la radio pública anuncios de este tipo.

Después del pleno, y tras el resultado esperado, los grupos parlamentarios no dejaron pasar la oportunidad de dar sus diferentes puntos de vista sobre el problema, según ellos, que representa el juego en el día a día de los ciudadanos madrileños. En este sentido, el portavoz de Podemos afirma que “con esta Ley, Telemadrid se convierte en un referente en la prevención de la ludopatía y el control del juego peligroso, eliminando la publicidad de las Apuestas y el Juego Online y asimilándolo al tabaco y al alcohol”.

Por otro lado, el diputado de Ciudadanos Mejías Morales postula que “hay un crecimiento vertiginoso que se ve con solo poner un pie en la calle, entrar en internet o conectar la televisión”, cuyas damnificados son “los más jóvenes y vulnerables” con “una publicidad agresiva donde personajes relevantes captan a los jóvenes con las Apuestas como clave”, añade el representante del partido “naranja”.

Por su parte, el PSOE incide más en el problema entre el público más joven. Para su diputado José Ángel Chamorro “basta salir a la calle para ver un espectáculo a las puertas de los establecimientos de juego donde se realizan empeños o los jóvenes venden sus relojes a 25 euros para ver si los convierten apostando en 100 y arreglan la situación de la semana en su casa”.

Por último el grupo que parece más laxo con este tema es el Partido Popular. Para ellos, lo ideal es buscar “el equilibrio entre la seguridad y la protección de los menores y ciudadanos vulnerables con la libertad de elección y de conducta de los ciudadanos y el desarrollo de una actividad económica legítima que crea recursos, calidad de vida y empleo”, apostilla su diputado Alejandro Sánchez Fernández.

El juego de azar es un sector productivo en España tanto a nivel de empleo como de rendimiento económico. Con una legislación que se ajuste a las necesidades de los ciudadanos para salvaguardar sus derechos, y una presión fiscal para las empresas, acorde con las necesidades del Estado, es un ente que puede dar alegrías a la economía española. El problema surge cuando la política quiere incidir más de la cuenta en el devenir de un sector, siendo esto mala noticia tanto para los usuarios como para las empresas dedicadas a ese ámbito.