¿Por qué el 5G revolucionará el mundo del juego online?

Fecha de creacion: mar. 24
Escrito por Alessandra Santoro

El futuro de los juegos aún tiene mucho que decir.

Últimamente oímos hablar mucho del 5G, en las redes sociales y en las noticias. Quizá no todo el mundo tenga una idea clara de lo que significa este término. Estamos hablando de un nivel tecnológico aún más alto que el que venimos utilizando desde hace tiempo. "5G" significa, de hecho, "5ª Generación" y afectará, en particular, a las conexiones de telefonía y smartphones. Si alguien piensa que esto es algo demasiado futurista, que se sepa que ya hay quien piensa incluso en el 6G. El objetivo es garantizar una mayor versatilidad en el soporte de las aplicaciones optimizando los recursos y gestionando el ancho de banda disponible de forma diferente, con una transmisión de datos más rápida, que debería alcanzar unos diez gigabits por segundo.

Sin embargo, el uso más habitual de los smartphones no conocerá diferencias de época. Llamar por teléfono o utilizar un programa de mensajería será tan cómodo como lo ha sido siempre en el pasado. Los juegos online, que llevan años prosperando en los teléfonos móviles, serán los más beneficiados por los avances tecnológicos, transformación que también afectará a los juegos de tragaperras gratis, a las tragaperras con dinero real y otros juegos de casino. Pensemos, por ejemplo, en las numerosas aplicaciones dedicadas a los juegos en línea, o a los videojuegos más populares que se lanzan en todas las plataformas existentes: consolas, PC y, por tanto, también smartphones. A través del sistema "touch" de la pantalla puedes realizar fácilmente aquellas operaciones que antes estabas acostumbrado a hacer con el teclado o el gamepad.

Hoy en día, jugar a un videojuego o a una tragamonedas online significa también conectarse a Internet. Más allá del hecho de que algunos títulos exigen estar conectado a la red incluso para jugar en solitario (lo que suele provocar críticas feroces por parte de los jugadores), la intención de los amantes de los videojuegos ha pasado a ser principalmente la de desafiar a otros (modo multijugador), conectando con personas de carne y hueso a través de la red. Por supuesto, cuanto más potente sea la conexión, más fácil será la transferencia de datos. Esto significa que en un futuro próximo los propios juegos pueden ser más complejos y "pesados" desde un punto de vista puramente informático. Incluso los gráficos simples se beneficiarán mucho y serán mucho más realistas.

Esto no se limita a los videojuegos. Los servicios de streaming, por ejemplo, también mejorarán día a día, al igual que los casinos en vivo que permiten ver las mesas de juego y los crupieres en tiempo real. La 5G es una red digital cuyo servicio abarca pequeñas células geográficas que utilizan frecuencias de radio aún más altas que las que se utilizan habitualmente en la actualidad, por lo que incluso las transmisiones de datos más complejas podrán llevarse a cabo sin especial preocupación. En un contexto como el de los juegos de azar o las apuestas, donde el tiempo es crítico, la mejora del servicio es evidente.

Los jugadores de consolas y aplicaciones quieren ahora tener la libertad de interactuar con cualquier persona del otro lado del mundo. La experiencia de juego entre usuarios remotos, con mucha interacción vocal o visual, es lo más parecido al puro entretenimiento presencial. En los últimos años, para aprovechar al máximo el potencial de la red han sido los juegos de cartas, como el poker online, que claramente deben jugarse en tiempo real si se quiere desafiar a una persona de carne y hueso. En definitiva, el futuro de los juegos aún tiene mucho que decir.