Nuevas y revolucionarias medidas para hacer más seguras las tragaperras online

Fecha de creacion: feb. 05
Escrito por Alessandra Santoro

Uno de los objetivos de la DGOJ, el organismo que regula los mejores casinos online en España, es hacer que el juego sea aún más seguro y responsable. Desde Inglaterra llegan interesantes noticias sobre algunas medidas que podrían cambiar la cara del juego, especialmente de las tragaperras online.

La Gambling Commission del Reino Unido ha anunciado un paquete de medidas estrictas que reforzarán las protecciones y los controles para quienes jueguen a través de las máquinas tragamonedas online, incluida la introducción de límites en la velocidad de giro y la prohibición permanente de las funciones que aceleran el juego o celebran las pérdidas como ganancias.

Tras consultar al público y a los jugadores, a la industria del juego y a otras partes interesadas, los operadores tendrán que aplicar nuevas y estrictas medidas de protección de los usuarios, que harán que los juegos de casino online sean menos intensivos, más seguros por definición y que los jugadores tengan más control sobre sus sesiones de juego.

La Gambling Commission se ha centrado en las tragaperras online por sus características, que aumentan la intensidad del juego y los correspondientes riesgos para los jugadores. Las tragaperras online tienen, con diferencia, las mayores pérdidas medias por jugador de los productos de juego en línea.

Las nuevas normas incluyen la prohibición total de cuatro características clave de los juegos de tragaperras en línea:

  • Características que aceleran el juego o dan la ilusión de control sobre el resultado.
  • La velocidad de giro de la tragaperras online supera los 2,5 segundos.
  • Auto Play que puede hacer que los jugadores pierdan el control de su juego
  • Sonidos o imágenes que dan la ilusión de una ganancia cuando en realidad el rendimiento es igual o inferior a una apuesta.
  • Otros cambios incluyen la prohibición permanente del reverse withdrawal, una función que permite a los consumidores volver a apostar el dinero que habían solicitado retirar previamente. Los operadores deben mostrar claramente al jugador sus pérdidas o ganancias totales y el tiempo jugado durante cualquier sesión de tragaperras online.

Las protecciones mejoradas anunciadas hoy deben ser aplicadas en su totalidad por los operadores en línea antes del 31 de octubre de 2021.

Desde la publicación de la consulta de la Gambling Commission en julio de 2020, otras investigaciones han demostrado que el uso de la función de Auto Play afecta a la pérdida de control de los jugadores, lo que dificulta que algunos dejen de jugar y, en algunos casos, los lleva a apostar en otras actividades al mismo tiempo. Estos estudios también muestran que las funciones de reverse withdrawal suponen un riesgo para los jugadores debido a la tentación de seguir jugando. Además, las características de unas tragaperras online se han asociado a una mayor intensidad de juego, a la pérdida de control del jugador o al juego compulsivo.

Neil McArthur (en la foto), director ejecutivo de la Gambling Commission, ha declarado: "Para que los juegos en línea sean más seguros, estamos introduciendo una prohibición de las funciones que aceleran el juego o dan la ilusión de control sobre el resultado. También vamos a prohibir el juego automático, las pérdidas disfrazadas de ganancias y la velocidad de giro de las tragaperras de más de 2,5 segundos. Las pruebas demuestran que estas características aumentan el riesgo de perjuicio para los clientes. Se trata de otro paso importante para conseguir que el juego sea más seguro y, cuando las pruebas demuestren que hay otras oportunidades para hacerlo, estamos decididos a aprovecharlas".

Las nuevas normas forman parte del programa general de la Gambling Commission para hacer más justos y seguros los juegos de azar, en el que también se han introducido protecciones reforzadas sobre la verificación de la edad y la identidad en línea, se han mejorado las prácticas de interacción con los clientes y se ha prohibido el juego con tarjeta de crédito.