Loterías y juegos de azar, ajenas a los macrodatos

En un mundo tan globalizado como el de hoy, y tan avanzado tecnológicamente, parece indiscutible que poco a poco se vaya obteniendo una explicación técnica de todos los ámbitos de la vida.

En este sentido nos encontramos ante los macrodatos. Este novedoso sistema permite diagnosticar enfermedades o realizar temas artísiticos, pero hay un ámbito que se les escapa. En este sentido, las máquinas no consiguen dan una respuesta fiable y clara en la predición de lotería y juegos de azar. Estos dos ámbitos, escapan a cualquier lógica algorítmica, lo que hace inviable una predicción fiable de los resultados que darán lugar en dichas actividades: de hecho, tanto en las lotérías como en los juegos de azar (por ejemplo en las tragaperras en línea) no existe una correlación entre los acontecimienos producidos con anterioridad y lo que surgirán enun futuro.

De acuerdo con esto, Pedro Zufiria, catedrático de matemática aplicada a las TIC de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), manifiesta que “No conocemos variables fuera ni dentro del bombo, ni en las bolas. La información de los sorteos pasados no afectan para nada a los futuros”, concluye la eminencia matemática.

Un caso práctico digno de análisis es el de la Lotería de Navidad. Muchas son las aspiraciones de análisis de este mítico juego de azar, pero lo cierto es que el Big Data se encuentra muy limitado, ya que se necesitaría un análisis de datos anteriores mucho más elevado del que podemos tener. Resulta curioso que ciertas administraciones de Lotería parece que simpre lleven los números afortundaos en dichosorteo.

Un caso llamativo es el de la Administración de Doña Manolita, y es que este establecimiento tiene más probabilidades que el resto para regalar premios, ya que al vender muchos más números participantes en el sorteo, las probabilidades de que uno de estos décimos resulte agraciado es mucho mayor.

Los datos del juego en España siguen creciendo año tras año

Según el Anuario del juego en España, emitido por Universidad Carlos III, se desprende que el montante de dinero destinado al juego en en nuestro país (descontados los premios) representó unos 8.886 millones de euros en 2016, frente a los 8.716,5 millones de 2015.

Según apunta la Agencia Efe, en relación ha dicho estudio cabe resaltar que el porcentaje de compradores de lotería de Navidad por internet crece regularmente desde 2013: del 0,7 por ciento ese año hasta el 2,9 por ciento en 2016. Esta venta se realiza en las administraciones “on line”, otros sitios especializados y la web corporativa de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE).

El mayor volumen de juego real (un 35,6 %) se vincula con la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (SELAE), seguida de las máquinas en hostelería (28,1 %) y de la ONCE (10,6 %). El juego online representa una fracción reducida de lo que se juega en España (5%), pero su peso es creciente, añade dicha agencia.