Los peligros de la dark web. Terreno ideal para la proliferación del juego ilegal

Fecha de creacion: sept. 13
Escrito por Alessandra Santoro

La Dark Web es el lugar de internet más solicitado a la hora de hacer todo tipo de negocios prohibidos.

El lado oscuro de la red de redes está menos alejado de lo que normalmente se piensa, en ella se ofrecen bienes y servicios ilegales, como drogas, datos robados (números de tarjeta de crédito) y herramientas de piratería. Como dice el dicho: ‘hecha la ley, hecha la trampa’.

A pesar de que a la mayoría de la gente le parece un universo poco frecuentado, la llamada parte oculta de Internet, cuenta con un número cada vez mayor de usuarios .Varios estudios hacen referencia a la proliferación de casinos online en este tipo de web, sector destinado a seguir creciendo, y que el ciberdelito los está utilizando para obtener fácilmente "efectivo" de actividades ilícitas.

Los juegos de azar por Internet involucran enormes volúmenes de transacciones y flujos de efectivo que pueden enmascarar negocios ilegales. Como no hay un producto físico tangible, el producto de origen ilegal se puede introducir en la entrada de una apuesta y devolverse limpio en forma de ganancias de juego. Por tanto, brinda un escenario perfecto para moverse al margen de la ley, evadiendo impuestos y es el control de las entidades reguladoras, quienes están haciendo grandes esfuerzos para legislar este sector.

Los diversos informes revelan la amplitud y la facilidad con la que los sitios de apuestas ilegales en línea blanquean el dinero obtenido en actividades ilegales. El número de sitios no autorizados supera en más de diez veces al de operadores autorizados. Esta trayectoria, junto con la multitud de sitios que ahora operan en el Dark Web, y el beneficio de las monedas virtuales, muestra la dimensión del desafío al que se enfrentan las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Trend Micro Research ha estado estudiando estos espacios durante aproximadamente una década y ha observado que los negocios en estos mercados giran principalmente en torno a la venta de malware, cuentas comprometidas, productos electrónicos y enormes bases de datos de información valiosa.

En la actualidad, el mercado también está experimentando un aumento significativo en bienes o servicios destinados a las estafas masivas con respecto al "Covid-19". La venta de productos fraudulentos está en auge en tiempos de pandemia, aprovechando la necesidad de millones de personas a la hora de adquirir productos básicos como gel hidroalcohólico o mascarillas.

En la actualidad, el dinero circula por todo el mundo a velocidad vertiginosa, algo necesario en un mundo interconectado como el actual. Esta situación es una ventaja para los cibercriminales que están transformando el ciberespacio en una nueva oportunidad de negocio. A medida que el mercado online aumente, los especialistas creen que los ciberdelincuentes utilizarán este medio para aumentar sus prácticas fraudulentas.