La innovación de BetConstruct cambia la concepción de los casinos en vivo

Fecha de creacion: sept. 27
Escrito por Alessandra Santoro

En los últimos tiempos, el progreso tecnológico es irrefutable en muchos campos. El entretenimiento no es ajeno a esta tesitura, ya que poco a poco son más las opciones de ocio que introducen nuevas mejorar técnicas asociadas a estas investigaciones.

El sector del juego es un claro ejemplo de ello, ya que ha llevado a cabo una transformación estructural de su modelo de negocio. Actualmente buena parte del mercado lo copa la opción interactiva, dejando a la parte tradicional una parte subsidiaria del pastel. Los motivos están claros: innovaciones para no dejar de sorprender al consumidor.

Lo tecnológico se apodera de todos los espacios. Ahora la compañía BetConstruct trae el brazo robótico que pretende ejercer las funciones del croupier o repartidor de las mesas de los casinos en vivo. Para lograr esta innovación tecnológica BetConstruct recibió ayuda de SoftConstruct para lograr el objetivo final que es crear esta novedad intrigante para la esfera de hardware y software" de la industria.

Vigen Badalyan, director ejecutivo de BetConstruct, señala que “hay bastantes tareas en este mundo que la automatización puede realizar. Con solo presionar un botón, a veces se realiza el trabajo en equipo de todo un equipo”, añade.

Está confiado que un robot puede reemplazar legítimamente lo que hacen las manos humanas. Destaca que, con eso en mente, el equipo de ingenieros construyó una pieza de maquinaria única, que copará el mercado en breve espacio de tiempo según sus previsiones.

Esta innovación fue presentada en el Live Studio de BetConstruct, como una "herramienta innovadora" que "optimiza el trabajo en un estudio de casino en vivo, pero excluye los errores humanos, aumenta la precisión en el trato, ayuda a los operadores a reducir los gastos de contratación de personal para una sala privada y brinda una experiencia de juego automatizada 24/7".

Este brazo robótico tiene adaptado los juegos Baccarat y Dragon Tiger. Sin embargo, la tecnología tiene espacio para la creatividad y la flexibilidad, lo que hace posible que BetConstruct configure Hands-Do para jugar cualquier otro juego.

Levon Hambardzumyan, creador de Hands-Do, postula que “luchar por la innovación y la mentalidad creativa general de BetConstruct tiene un ambiente muy pegadizo. Y toda la industria siempre te empuja a que surja algo nuevo”, asevera.

Señalan que de ninguna manera se quiere reemplazar el tipo de comunicación de persona a jugador que ofrece un casino en línea. Al contrario, solo crearon algo que antes era inimaginable y tiene un potencial sólido para atraer a más jugadores a través de esta innovación.

Según la compañía, el brazo robótico ofrece una experiencia de juego única y un tipo de interacción jugador-casino que puede ser muy comercial para los usuarios que esperan un poco más de su entretenimiento habitual.

Cualquier innovación tecnológica puede potenciar un sector y atraer a un mayor público como consecuencia de la generalización de ese avance en sus procesos. Esto es previsiblemente lo que ocurrirá en el juego de azar cuando ese brazo robótico sea asiduo en todas las mesas de naipes.