La importancia de la regulación en la publicidad de las apuestas y casinos online

jul. 28

El pasado 23 de julio la Dirección General del Juego en España puso en rigor una ley que prohíbe las apuestas protagonizadas por menores de edad, lo que ha traído nuevamente a tema la regulación publicitaria en el país.

España cuenta con algunas de las leyes más rigurosas en cuanto a los casinos online y sus licencias, siendo la subdivisión del Ministerio de Hacienda conocido como Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) la encargada de poner en marcha y hacer valer esas leyes y regulaciones.

Pero a pesar de lo anterior, hasta el momento no se cuenta con una ley específica al tema publicitario de los operadores de casinos online y en cambio, son las casas de apuestas presenciales las que están recibiendo la mayor atención por parte de este organismo encargado de la regulación del juego.

El principal riesgo de no contar con una ley de este tema publicitario es que este contenido puede alcanzar a llegar a audiencias para las que no están destinados estos mensajes, como lo es el caso de los menores de edad, quienes son el sector de la población con mayor riesgo de desarrollar adicciones al juego en caso de ser expuestos al mismo.

Esto no quiere decir que no haya habido acciones dirigidas a la protección de este segmento, sin embargo, una de las principales críticas que han surgido recientemente, es que no se está teniendo en cuenta el papel que juega la publicidad en el desarrollo de la ludopatía.

REGULACIONES PUESTAS EN MARCHA

La mayoría de los esfuerzos realizados por la DGOJ han sido enfocados mayoritariamente en las plataformas y servicios de casinos en línea, contando ahora con una legislación referida a la funcionalidad de las mismas y los requerimientos con los que deben de cumplir para poderles ser otorgada una licencia de operación.

Estos mínimos requerimientos incluyen la obligación de contar con una sección de ayuda para el desarrollo de adicciones, asistencia en cuanto al tema del robo de identidad, herramientas para que el jugador pueda controlar el nivel de juego, entre otros.

Los operadores, en consecuencia, se ven obligados a cumplir con dichos requerimientos pensados en proteger a la población vulnerable de esta actividad y brindar seguridad en el juego a aquellos que ya realizan estas prácticas. Sin embargo, han dejado un cabo suelto que es el tema de los esfuerzos publicitarios y su legislación, cosa que ya comienza a ser demandada por distintos sectores de la sociedad.

La inversión publicitaria es una actividad necesaria y que deja las mayores ganancias, pero con el Internet brindando tantas posibilidades, muchas veces incluso a pesar de las leyes involucradas, resulta necesario cubrir todos esos huecos que hasta el momento se han dejado abiertos y reconocer la influencia de la publicidad en el fomento de aquello que se trata de evitar.