José Marcos Álvarez: "El juego de azar ha demostrado que es fuente de empleo y de recaudación"

El sector de los juegos de azar crece a un ritmo imparable en los últimos años. La llegada de mejoras tecnológicas hace que el auge de las plataformas online cada vez tenga más adeptos, surgiendo a la par diferentes voces críticas interesadas en contra de este ámbito económico que genera empleo de una manera considerable y contribuye de una manera ostensible a las arcas del Estado.

Se necesitan voces autorizadas, como la de José Marcos Álvarez, Secretario General de AERPA, para poner los puntos sobres las íes a estas críticas, y realizar un análisis exhaustivo y en profundidad de uno de los ámbitos con mejor salud de la economía española.

En este sentido, Álvarez ha concedido una entrevista en exclusiva al medio digital Azar Plus, donde pasa revista a su situación personal, y en especial a la forma en la encuentra un sector tan fructífero en la actualidad y con un futuro tan prometedor como se le augura al observar y analizar todos los indicadores relacionados con el mismo.

El Secretario General de AERPA comenzó su intervención haciendo un repaso a su trayectoria personal, hasta alcanzar el puesto de importancia que tiene en la actualidad. En este sentido Álvarez afirma que “mi vocación se remonta a la época de estudiante. Recuerdo aquellas partidas de ‘pinball’, en las que, mientras mis compañeros disfrutaban del juego, yo centraba mi interés en el funcionamiento de las máquinas. Luego con mis primeros ahorros compré una ‘Ana Bond’, que aún conservo. Tras un periodo de aprendizaje autodidacta, decidí ofrecer mis servicios a un Salón para reparar máquinas por altruismo. El boca a boca a me ayudó a colaborar con otras empresas, ya con remuneración. Con la ayuda económica de mi padre y su confianza ciega, porque no conocía el Sector, pude por fin comprar mis primeras máquinas”.

Repasando la historia del sector del juego en España postula que “fue un hito importante el año 1977, fecha de la despenalización del juego en España. Después se produjo la transferencia de competencias a las Comunidades Autónomas. Sin regulación primero estatal y luego autonómica, el juego legal, como hoy lo conocemos, no sería posible con el actual Sector: regulado, responsable y comprometido”, añade Álvarez.

Por último, intenta entender a los estamentos que fijan sus ojos de manera interesada en el sector para verter sus críticas. Incidiendo en la necesidad de modificar aspectos “como la percepción negativa por parte de la sociedad de nuestro Sector. La prensa generalista, y determinados partidos políticos, parecen tener un especial empeño en perjudicar a una Industria, que, de sobra lo ha demostrado, actúa como constante generadora de empleo, nuevas tecnologías, y recursos para las Arcas Públicas”.

En definitiva, las casas de apuestas y los juegos de azar gozan de una salud envidiable, pero sin duda se deben acometer reformas contando con todos los agentes involucrados, que hagan que este ámbito económico tan fructífero no sufra constipados en un futuro cercano.