Grup Peralada a la vanguardia del juego responsable

feb. 22

El sector del juego a nivel global lucha por implantar medidas que lleven a la actividad hacia el juego responsable, eliminando así las posibles disfunciones que pueden surgir como consecuencia del desarrollo de esta práctica de ocio asidua para millones de personas a nivel global. Todos los oferentes de este tipo de actividades deben poner en liza estas medidas, ya sea en sus establecimientos físicos como en sus plataformas interactivas.

Son muchas las empresas dedicadas a este sector. Por ello es conveniente que todas ellas tengan conciencia de cuál es la meta a conseguir, e ir individualmente, promoviendo actuaciones que hagan que, en sus dominios, el juego responsable sea algo conseguido, y que únicamente existan pequeñas excepciones propias del desarrollo de la actividad en cuestión.

En este sentido, Casinos Grup Peralada es una empresa que cuenta con más de una década de experiencia en el sector, y que puede ser ejemplo para compañías de la misma naturaleza, a tenor de la implantación de un programa propio sobre el juego responsable.

En toda esa infografía se recogen medidas para reducir las posibles disfunciones y malas prácticas de la actividad en cuestión, implantando una corriente entre todos los agentes involucrados de que el juego responsable no es una opción, sino una obligación.

La política llevada a cabo por esta empresa se basa en tres pilares básicos, tres objetivos principales que el sector del juego debería tener en cuenta como suyos a nivel global. En este sentido, la compañía presenta sus objetivos siendo algunos de ellos: ofrecer buena información de la práctica de los juegos para que nuestros clientes puedan tomar la mejor decisión; Identificar, controlar y reducir los posibles impactos negativos que pueda generar la oferta de juegos de casino; Contribuir a crear una cultura de los juegos de azar en la que la práctica de esta actividad se produzca dentro de límites que las personas jugadoras puedan asumir.

Casinos Grup Peralada en sus diez años de existencia lleva realizando actuaciones en favor de este tipo de buenas prácticas, viéndose culminadas por el reciente Decálogo de Juego Responsable, documento que debe seguir de guía y referencia en todos los casinos de la compañía, y que puede ser extrapolable a otras empresas del mismo sector.

La forma de actuación de cómo llevar a cabo este plan también debe ser objeto de referencia. Grup Peralada ha formado exhaustivamente a todos sus empleados en torno al ámbito del juego responsable, a fin de poder asesorar a todos los usuarios que lo requieran con información e indicaciones para no caer en malas praxis.

Lo cierto es que estas disfunciones en la actividad brillan por su ausencia. La mayoría de usuarios disfruta de los juegos de azar, realizando buenas prácticas cuando utiliza plataformas o establecimientos físicos dedicados a este ámbito. Hay que luchar contra aquellos casos esporádicos que puedan causar un trastorno no solo al cliente en cuestión, sino a su entorno más cercano.

En este sentido, todo indica que Grup Peralada ha realizado todos sus deberes en el campo del juego responsable. ¿seguirán su ejemplo el resto de empresas que aún no han focalizado este objetivo como primordial?