El poder adictivo de los juegos para teléfonos inteligentes

feb. 15

Según un estudio publicado en la revista European Addiction Research, las aplicaciones de juegos de azar para teléfonos inteligentes podrían ser más problemáticas para las personas psicológicamente predispuestas a la adicción.

Los terminales de apuestas con probabilidades fijas (FOBT), existentes en el Reino Unido, serían menos peligrosos ya que, en el caso de los teléfonos inteligentes, las oportunidades de perder dinero están muy cerca.

La popularidad de las aplicaciones de juegos de azar para móviles ha crecido a un ritmo rápido en los últimos años y también el número de usuarios que apuestan a través de este dispositivo.

El gobierno británico, frente a esta situación y al peligro de un posible incremento de la adicción al juego por parte de los usuarios, tiene pensado reducir de 100 a 2 libras esterlinas las apuestas en las máquinas denominadas FOBT (Fixed Odds Betting Terminal)

Sin embargo, como revela el estudio, los juegos para smartphones podrían ser más peligrosos para las personas con problemas de adicción que las terminales de apuestas con probabilidades fijas (FOBT).

De hecho los usuarios suelen revisar sus teléfonos con mucha frecuencia a lo largo del día y de esta manera las oportunidades de jugar están "a un toque de distancia": así los jugadores móviles pueden apostar con mayor frecuencia, en cualquier lugar y en cualquier momento, aunque hayan sufrido repetidas pérdidas.

En los juegos móviles la combinación de pequeñas ganancias y pérdidas contribuye en fomentar mayores niveles de participación.

A eso se suma el hecho de que los operadores de juego recurren a técnicas sofisticadas con el fin de integrar sus productos en las vidas de sus usuarios o invitan a las personas a juegos en vivo a través de notificaciones, correos electrónicos y otros métodos que llevan el riesgo de crear dependencias psicológicas o que pueden activar mecanismos en el cerebro similares al efecto de la cocaína, invocando la llamada "notificaciones fantasma".

Según los activistas, las leyes de juego del Reino Unido están obsoletas y deberían ser revisadas teniendo en cuenta los rápidos avances tecnológicos en el sector que el año pasado recaudó £ 5,4 mil millones.

"Nuestras leyes de juego se redactaron antes de que existieran los teléfonos inteligentes, y en un momento en que el juego por Internet apenas comenzaba", dijo Matt Zarb-Cousin, portavoz de la reforma del juego y cofundador de Gamban, una aplicación que bloquea los sitios web de juego.

Zarb-Cousin aňadiò que el gobierno puede regular las apuestas en máquinas como las FOBT, pero actualmente no hay disposiciones de este tipo para el sector online aunque los juegos son los mismos y que las leyes deberían actualizarse en respuesta a la forma en que las personas juegan hoy.

Los autores del informe dijeron que los juegos en teléfonos inteligentes son más peligrosos que los FOBT porque son ‘tan omnipresentes’, y agregaron que casi no existen restricciones legales para los juegos para smartphones porque las compañías a menudo se basan en otras jurisdicciones. El trabajo de regularlos es extremadamente desafiante", concluyó el cofundador de Gamban.