Cataluña: El juego online no escapa a la incertidumbre política

nov. 27

Todo a nivel político en España parece girar en los últimos tiempos en torno al desafío catalán. La incertidumbre producida por esta situación no solo es un gran agravio para todos los sectores socioeconómicos, sino que está afectando muy seriamente al día a día de la vida de los españoles, y en especial a los residentes en Cataluña.

La clase política de nuestro país debería estar para solucionar los problemas de sus compatriotas, y no para acrecentar las preocupaciones acerca de temas que se escapan de las manos a la gente de a pie. Todos los sectores socioeconómicos están siendo afectados por esta incertidumbre producida por la controversia de nuestros dirigentes. El sector del juego online, no escapa a los efectos de esta situación, y es que, como está sucediendo con empresas de todos los ámbitos, puede llevar a que las compañías afincadas en Cataluña de dicho sector puedan llevar a tomar medidas drásticas, lo que repercutiría sin ninguna duda en la progresión de este sector.

Desde que el Ministerio de Industria comenzó a otorgar las licencias de explotación a empresas dedicas a apuestas deportivas y casinos online, el auge de este sector está siendo imparable en nuestro país. Según diversos estudios, en el pasado año más de 2 millones de personas accedieron a estas plataformas desde nuestra nación, lo que indica el poder económico que se va concentrando en este tipo de empresas.

Si la independencia de Cataluña se llevase a efecto, cosa poca improbable en estas fechas, esto repercutiría en que todas las empresas afincadas en dicha región verían cambiados sus condiciones impositivas, así como la legislación fiscal y económica por la que están regidas en la actualidad. También se verían incididas todas las cuentas abiertas por particulares en dichas plataformas. Podrían ser suspendidas, lo que dificultaría en exceso la recuperación de las ganancias que los usuarios podrían tener alojadas en dichas casas de apuestas, ya sean de ámbito deportivo o de juego en general.

Se produciría un desalojo de las sedes sociales de las empresas de Cataluña, y estas previsiblemente se trasladarían, a otras zonas del territorio nacional donde la certidumbre y la certeza económica serían la tónica que darían seguridad tanto a los usuarios como a las propias empresas.

Por otro lado, se une el cambio legislativo y fiscal de Gibraltar. Zona donde están afincadas diversas empresas de este sector, que verán incrementados los tipos impositivos en el territorio británico, y que podrá facilitar su salida a todo el territorio español. Incluido Cataluña, una de las zonas más apetecibles para establecer las sedes de dichas compañías, si es que la certidumbre vuelve a reinar en dicho territorio, y se priman los beneficios generales antes que los particulares de los dirigentes.

La solución política de esta situación debe hacer regresar la tranquilidad y la normalidad tanto a nivel de Cataluña como a nivel nacional. El pueblo quiere unos políticos a su altura. La altura de los políticos españoles en general no mira por su pueblo, sino por sus intereses tanto partidistas como personales.