La publicidad de las casas de apuestas en los medios de comunicación puede tener las horas contadas

En la actualidad, todo gira en torno a las nuevas tecnologías. Uno de los sectores que más auge están teniendo a nivel global es el de las casas de apuestas. En torno a este ámbito surgen diversas voces que piden limitar la incidencia en los medios de comunicación de dicho sector, es decir, limitar o incluso suprimir la publicidad de las casas de apuestas en dichos canales.

Dentro del parlamento español, el grupo Podemos ha presentado recientemente una iniciativa que tiene como finalidad la proclamación de un debate acerca de la publicidad en los medios de comunicación de las casas de apuestas, que puede concluir incluso con la prohibición como espera el partido comandado por Pablo Iglesias.

Según este partido, las casas de apuestas forman parte del día a día de gran parte de la población y en palabras de su portavoz, María Concepción Palencia, “provocan adicción”, lo que puede ser un gran perjuicio para dichos usuarios.

Palencia, en una reciente entrevista afirma que "Uno de los ámbitos pendientes para el legislador es la ludopatía o juego patológico. Se trata de una adicción a los juegos de azar. El sujeto no puede dejar de jugar, aunque esté arruinando su vida y su patrimonio con tal de obtener un exiguo premio que, invariablemente, pierde en otro juego de azar diferente en ese mismo momento o al siguiente. Su necesidad de jugar y de recuperar lo perdido se hace tan intensa que poco a poco ocupa todo su tiempo libre, gran parte de su tiempo laboral y prácticamente todo su tiempo social y familiar. El ludópata arruina su vida, literalmente. Por lo que sabemos hasta hoy, la ludopatía, como toda adicción, no se cura. El ludópata lo es para siempre", añade la portavoz de Podemos.

Para finalizar argumenta que "Cualquier anuncio publicitario animando al juego - agrega - con tan solo pulsar hará recaer al ludópata, aunque lleve años abstinente".

Con todos estos argumentos dicho grupo parlamentario intenta generar un debate que cale en la sociedad, para discernir las ventajas y los inconvenientes que dicha publicidad tiene en el día a día de la población.

Lo cierto es que las casas de apuestas se han convertido en un sustento para muchas familias, y en un sector económico en auge, el cual año tras año, mejoran los resultados financieros de las campañas precedentes. Poner límites a diversas actuaciones de dichas casas de apuestas, y así intentar conjugar un equilibrio entre salubridad económica y libertad de elección del ocio por parte de la población, puede hacernos llegar a una solución susceptible de tener buena impronta tanto en los partidarios como en los detractores de dicho sector económico.

En definitiva, el debate se ha abierto. La publicidad de las casas de apuestas en los medios de comunicación puede tener las horas contadas. Pero, y como ha demostrado la historia, las prohibiciones no suelen dar el resultado esperado cuando se implantan.