Juego online, un sector adelantado

La industria global del juego siempre ha sido una de las primeras en adoptar nuevas tecnologías y, al mismo tiempo, ha sido innovadora en el uso de las capacidades tecnológicas para resolver los problemas a los que se enfrenta. Sin embargo, aunque sea bueno en la adopción de tecnologías ajenas, el sector de los juegos de azar ha tenido menos éxito en la creación de las suyas.

Más de una década ha pasado en la industria retail desde que Blue Square abrió su agencia de apuestas totalmente automatizada en Londres. La agencia ha fracasado, pero muchos de sus elementos son ahora comunes en las agencias de apuestas, en particular los terminales de apuestas self-service y la visualización digital de contenidos para los clientes.

La última innovación en esta ámbito es la introducción de las máquinas de apuestas sin efectivo por parte de la Japan Racing Association (JRA) y Fujitsu. Estas máquinas utilizan la autenticación biométrica para permitir a los clientes de realizar apuestas. Los clientes utilizan su tarjeta contactless junto con sus huellas digitales como sistemas de autentificación. Este sistema fue lanzado en el hipódromo de Tokio en septiembre de 2018.

Las carreras y los deportes virtuales (eSports) representan otra área en la que la industria de las apuestas ha utilizado la tecnología para crear nuevos productos y servicios innovadores para los consumidores. La calidad de los gráficos ha mejorado mucho y los proveedores ahora estan inviertendo en la tecnología motion capture utilizada en las películas para grabar a los deportistas profesionales en acción.

En 2015, Playtech alquiló los Studios Warner Bros en Londres durante tres semanas para llevar a cabo nuevos ensayos de motion capture y revisar sus servicios de apuestas virtuales. Las pruebas realizadas le permitieron mejorar el grado de correspondencia virtual a una situación real. Esta tecnología ha logrado grandes resultados en la industria de los casinos online, especialmente para juegos de casino como blackjack, ruleta y baccarat que explotan la figura del crupier en vivo (live dealer).

El deseo de reducir los gastos también puede ser un incentivo para la innovación. El constante aumento de los costes relacionados con servicios de transmisión (media y streaming), por ejemplo, por ejemplo, fue la razón por la cual Quantum Leap Solutions creó simulaciones de carreras en vivo.

El cumplimiento normativo suele ser el catalizador de la innovación tecnológica en la industria del juego.

En Estados Unidos, el requisito para los titulares de licencias de impedir a los clientes fuera del estado de registrar cuentas en sitios de juegos en línea ha llevado al desarrollo de servicios de geolocalización precisos. GeoComply es una de las empresas que creó productos para satisfacer esta demanda.

En el ámbito de la responsabilidad social y del juego problemático, BetBuddy, ahora propiedad de Playtech, utiliza la extracción de datos y el análisis predictivo para ayudar a los operadores de juegos a identificar e intervenir en comportamientos de juego potencialmente dañinos. Esta estrategia actualmente también es adoptada por los líderes del mercado español como Betsson, 888Casino y StarVegas.

La tecnología también se puede utilizar para tratar de eludir la regulación

En el sector del juego, el control de pagos es un método por el cual los gobiernos pueden limitar las actividades de juego. Como tal, el carácter descentralizado de las criptomonedas ha sido considerado interesante por algunos operadores de juegos de azar, en el intento de eludir los métodos de pago tradicionales. Aprovechando de esta nueva innovación tecnológica, se lanzaron varios casinos de bitcoin. Actualmente estos servicios siguen siendo relativamente de nicho, por lo tanto una mayor difusión en el mercado de consumo llevará cierto tiempo.

Cada elemento de la cadena de montaje del juego es tocado por la tecnología y la búsqueda constante de innovación y mejora. Pero, al igual que en otros sectores, el juego online también es susceptible a la debilidad que surge de la adopción prematura de una nueva tecnología, es decir antes de que el consumidor esté listo, o simplemente por el placer de hacerlo, sin ofrecer ningún beneficio real al consumidor. No obstante, la innovación tecnológica ha revolucionado el sector del juego global ayudando a impulsar sus ingresos, a nivel mundial, más de los 450 mil millones de dólares en 2018.