España: el proyecto de ley para limitar la publicidad de juegos de casino y apuestas

Limitar la publicidad de los juegos de casino y apuestas en televisión, radio y periódicos: es esta la propuesta de ley formulada en España por el partido Podemos, que pretende incluir también el juego entre los sectores en riesgo de adicción, como el alcohol y el tabaco.

Esta decisión podría tener repercusiones negativas en las arcas de los medios, porque hoy en día los gigantes del juego invierten en el país 133 millones de euros al año en publicidad y patrocinios.

Según los datos proporcionados por la Dirección General de Ordenación del Juego y relacionados con el segundo trimestre de 2018, entre abril y junio los operadores de juegos han invertido 41 millones de euros en publicidad y 3 millones de euros adicionales en patrocinios.

La inclusión del juego en el “Plan de Acción de Adicciones 2018-2020”

En España, los juegos de azar se incluyeron en el "Plan de acción para la adicción 2018-2020". Entre los actores involucrados en el desarrollo del nuevo Plan, de hecho, también estará el Ministerio de Salud Nacional y el regulador del Juego, la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ).

El pasado mes de febrero, el Consejo de Ministros de España decidió considerar los juegos de azar como una adicción, siguiendo las recomendaciones de la American Psychiatric Association.

El "Plan de Acción para la Adicción 2018-2020" formará parte de la renovación de la Estrategia Nacional de Adicción, que se desarrollará hasta el 2024: en este proyecto, el Gobierno de Madrid ha asignado 1.000 millones de euros.

En Barcelona, un medidor de distancia entre las salas de apuestas para limitar la oferta de juegos

Introducir un medidor de distancia entre las salas de juegos como ya ocurre en farmacias y estancos: incluso en Barcelona, el gobierno apunta a reglas más estrictas para contrarrestar la propagación del juego y los problemas patológicos relacionados con la actividad.

La idea es evitar el aumento de las salas de juegos cercanas entre ellas, lo que lleva a 250 metros la distancia mínima entre un punto y otro, como ya ocurre, por ejemplo, en Madrid.

Se aplicarán multas severas a las salas de juego que no cumplen con esta distancia; también está prevista la cancelación de la licencia o el cierre de la actividad comercial. En Murcia el nuevo reglamento lleva el medidor de distancia desde 200 a 500 metros.

La lucha contra la dependencia del juego sigue en otras regiones de España

La Comunidad Autónoma de Murcia, de hecho, ha adoptado un nuevo reglamento que lleva desde 200 a 500 metros la distancia que las salas de juego y apuestas deben mantener de los “lugares sensibles”, en particular escuelas. Al mismo tiempo, la distancia que una sala de juegos debe mantener de otra aumentarán de 500 metros a 1 km. La medida tiene el objetivo de tutelar a los jugadores más vulnerables, como los menores y los niños. Además las salas de juego deberán reforzar los controles de entrada a través de la identificación de todos los clientes, una medida que ya adoptan los casino online de España.

Finalmente, en espera de la entrada en vigor del nuevo reglamento, la Comunidad ha suspendido la concesión de nuevas autorizaciones para salas de bingo y salas de juego y apuestas.