El éxito de los medios digitales y el juego de azar

El éxito de los medios digitales continúa su paso firme en su adaptación de las principales sociedades del mundo. Si empezamos por Estados Unidos es muy difícil señalar algunos mercados que, con estas nuevas tecnologías no se hayan actualizado en pro de un modelo de vida más fácil y eficiente, accesible a todo aquel que desee aprender a estas nuevas tendencias. Su siguiente parada sería Europa, un continente que siempre ha reflejado las mejores disposiciones en el uso de instrumentos de vanguardia, que, si observamos la actual tendencia con los medios tecnológicos, se puede decir que el mismo también está teniendo muchísima aceptación, siendo eficientemente e implementados en Alemania, España, Francia, etc.

Ahora bien, situándonos en los mercados de entretenimiento y más específicamente el de los juegos de azar dentro del país de habla hispana del continente, resulta impresionante como esta actividad viene muy asociada a la cultura española, comenzando a mediados del siglo pasado y creciendo a lo largo del tiempo. Desde el bingo y los sorteos de lotería hasta las quinielas, los juegos de póquer y las máquinas tragaperras todo esto había constituido gran parte del mercado de apuestas del país. Sin embargo, la tecnología también ha llegado a esta cultura, y si bien ha tardado más en aceptarse, poco a poco ha ido cubriendo terreno.

La tendencia empezaría en 2012 cuando se empezaron a crear los sistemas de apuestas online, que funcionaban bajo regulaciones del Estado ya que solo podían operar mediando una autorización especial, un pago de impuestos, entre otras cosas con el fin de generar “un control exhaustivo de todos los portales” y “una mayor seguridad para el jugador”.

En la actualidad, este mercado online ha estado en expansión constante, solo basta consultar a la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) quienes recogen un informe trimestral del sector para ver cómo sus márgenes netos (para finales del 2017) fue de unos 170 millones de euros, destacando su preferencia por los Juegos de Casino y Apuestas Deportivas por encima de los componentes físicos clásicos como Bingo, Póquer y Concursos.

Como dato complementario, se ha visto que las personas o usuarios activos durante ese mismo final de año en este tipo de mercado superaron los 600 mil, un número con el 10% superior al anterior trimestre. El aumento viene apoyado por los gastos de publicidad creadas por estos sistemas online, que superó los 31 millones de euros más patrocinios y promociones de los casinos y casas de apuestas físicas.

Este tipo de mercado incluso ha generado que existan personas profesionales que se ganen la vida por estos sistemas, impulsando a Hacienda la creación de un medio para su aprobación que consiste en la declaración de ganancias a partir de los mil euros anuales o superior en calidad neta, es decir, restando pérdidas y dinero invertido. Todo este dinero entrará en la sección de Hacienda de Ganancias y Pérdidas de Carácter Patrimonial, haciendo un manejo eficiente de estos sistemas y demostrando que los países europeos (y del mundo) poco a poco se están adaptando a los nuevos métodos de generación de ingresos por vía del internet, una herramienta que ya se considera un patrimonio universal de la humanidad donde en este artículo se demostró que las personas pueden vivir hasta de un juego de entretenimiento.